Jaca terraza catedral

Qué ver en Jaca y alrededores

marzo 27, 2013 / by / 1 Comment

Hay mucho que ver en el Pirineo aragonés pero, si no dispones de mucho tiempo para visitarlo, te recomendamos los sitios imprescindibles, aquellos que no deberías perderte en tu primer viaje.
Lo primero que llama la atención al llegar a Jaca es la ciudadela (una fortaleza pentagonal muy bien conservada, con fosos, puente levadizo y amplios espacios verdes). Se puede visitar por dentro –hay visitas guiadas de día y de noche- y dar una vuelta completa por fuera, rodeando los glacis. Es un paseo de algo más de un kilómetro durante el cual puedes ver los ciervos que hay en el foso, alrededor de 15 ejemplares.

Muy cerca de allí está la catedral (la primera románica de España, del siglo XI). La plaza porticada que hay delante de la iglesia tiene terrazas tanto en verano como en invierno (equipadas con estufas y mantas). Si necesitas un descanso, puedes sentarte en El rincón de la Catedral o Chez Claudine, con ricas tapas, quesos y patés franceses, o en Bodegas Langa (al otro lado de la catedral, una vez pasada la farmacia) con un amplio surtido de vinos del Somontano, que también puedes comprar en su tienda.

Jaca se recorre en pocos minutos. Casi en cualquier lugar podrás admirar el perfil del monte Oroel, una de las señas de identidad de la ciudad. Puedes dar una vuelta por la calle Mayor y las calles que la rodean, atravesar el paseo (al que se accede por una escalinata frente a la calle Mayor), y continuar por el paseo de la Cantera, desde donde podrás ver algunos pueblos de los alrededores y el puente de San Miguel, construido en la Baja Edad Media.

Ah, y durante tu paseo no olvides hacer una parada en cualquier pastelería para disfrutar de sus exquisitos dulces: conde, jaqués, chocolatero, lazos… ¡Te chuparás los dedos!

Jaca es un buen punto de partida para conocer el Pirineo aragonés. Hacia el este, por la carretera a Sabiñánigo, puedes ir al Parque Nacional de Ordesa -precioso en cualquier época del año, y  espectacular con nieve- o a conocer el valle de Tena, donde están las estaciones de esquí de Formigal y Panticosa; y pueblos que te sorprenderán, como Sallent y, especialmente, Lanuza (allí se celebra en verano el festival Pirineos Sur, sobre en un escenario que flota sobre las aguas del pantano que a punto estuvo de acabar con el pueblo).

A 24 km hacia el norte, por la carretera de Francia (N-330) está Canfranc, la antigua estación internacional de tren que merece una visita (y no sólo por la impresionante fachada del edificio, sino por su interior, actualmente cerrado; y la parte trasera, donde hay un montón de viejos trenes de madera).

Hacia el oeste, por la carretera de Pamplona, merece la pena ir a ver dos pueblos típicos del pirineo, Hecho y Ansó, con casas de piedra, imponentes chimeneas y tejados de pizarra. En Hecho puedes probar las famosas migas de Casa Blasquico. Si tienes tiempo, acércate a conocer la Selva de Oza y el valle de Zuriza. No te defraudarán.

Y, finalmente, una visita casi obligada: el monasterio de San Juan de la Peña, a 24 km de Jaca. El monasterio, cubierto por la enorme roca que le da nombre, comenzó a construirse en el siglo X y alberga una iglesia prerrománica. Se puede llegar hasta allí por la carretera de Pamplona, pasando por Santa Cruz de la Serós (un pequeño pueblo que merece una parada). La vuelta a Jaca se puede hacer por la carretera que lleva a Bernués y, de nuevo, a Jaca.

Viaje al Pirineo News


Una Respuesta
  1. Cristina

    Ideas y sugerencias muy útiles en mi viaje de regreso tras visitar Alquézar, Ainsa y Ordesa, muy recomendables los tres. Gracias por tan buen resumen.

    jun.28.2013 at 18:09
Deje un Comentario

Current day month ye@r *