Excursiones Pirineo Oscar Val Silvia Garces

«La montaña te ordena la mente»

by / 2 Comments

Son amigos desde hace años. Él es de Jaca, ella de Sabiñánigo, él tiene 45 años y ella 46. Son Óscar Val y Silvia Garcés y su pasión es el Pirineo. Les gusta salir a caminar, ponerse unas raquetas o unos esquís para deslizarse sobre la nieve, recorrer tramos del Camino de Santiago a pie o en bici, hacer vías ferratas… Estudiaron juntos en la universidad, después perdieron el contacto cuando él se fue a vivir a Inglaterra. Pero regresó con una plaza de profesor de inglés en Sabiñánigo, donde ella tiene una empresa de barnices, y desde entonces no han dejado de recorrer juntos el Pirineo. No hay día libre que no aprovechen para hacer deporte y estar en contacto con la naturaleza.

¿Por qué empezasteis a salir juntos a la montaña?


Silvia. Empezamos hace un par de años, yo pasé una mala temporada por cuestiones de trabajo, estrés por la crisis. Emocionalmente estaba mal y mientras caminaba por ahí empecé a descubrir que me encontraba mucho mejor. Y empecé a quedar con Óscar, nos íbamos a hacer excursiones, a ver ibones…

Óscar. Comemos juntos todos los viernes, y empezamos a hacer planes de salir a la montaña: por qué no nos vamos a hacernos los ibones del Pirineo, por qué no hacemos esquí de fondo, bicicleta…

Uno propone una cosa y el otro se suma…


Ó. Somos rollo junco, todo nos viene bien. Lo que no queremos es quedarnos en casa. Nunca sabemos a dónde vamos a ir. Lo decidimos el día anterior. No planificamos. El caso es salir y hacer cosas. En cuanto pase la temporada de esquí, pues al monte, para eso tenemos la suerte de vivir donde vivimos y podemos ir todos los fines de semana.

S. Como nos viene bien cualquier cosa, es fácil. Ahora nos apetece más nieve, raquetas o fondo. Si uno propone hacer raquetas, el otro dice que si; a esquiar, pues a esquiar; con la bici, igual…

¿La montaña ayuda a superar los malos tragos?


S. Sin duda. Ahora las cosas están mejor en mi empresa, pero también he aprendido a relativizar las cosas, a afrontarlas de otra manera. Hacer deporte, salir a caminar me ha ayudado mucho, la mente se te ordena y eres capaz de pensar las cosas de forma racional, desde la tranquilidad y sin negatividad. La montaña te ordena la mente.

Ó. Yo le recomiendo a todo el mundo que experimente esto. Es bueno para el cuerpo y para la mente. Coger y decir: venga, me voy a andar, no hace falta subir al Aneto, no, basta con ir a cualquier ibón de los que hay por aquí cerca. Salir a andar, comerte un bocadillo…Yo lo descubrí en el Camino de Santiago, la primera vez que lo hice hace ya unos años. Cuando vas caminando solo tienes mucho tiempo para pensar y entiendes  muchas cosas.

¿Vais siempre los dos juntos?


S. A veces vamos también solos, o con otros amigos. Yo tengo una perra, una labradora, y hacer excursiones por ahí con ella es una buena forma de sacarla a pasear.  Me tiene loca.

Ó. La perra disfruta muchísimo, aunque hemos tenido algún sobresalto. Hace poco fuimos a Fuente Elvira, por encima de Canfranc, a 2.000 metros de altura. Vimos un urogallo, le hicimos un par de fotos y pensamos que en cuanto nos acercáramos se iría. Pero no se iba, venía hacia nosotros ladeándose y emitiendo un sonido metálico muy fuerte. Se lanzó a por nosotros, picando a la perra, que se puso muy nerviosa. Estábamos en una zona con mucha pendiente, la perra iba atada a la cintura de Silvia que, en el rifirrafe perdió el iPhone. Tuvimos que bajar hasta donde teníamos la furgoneta a dejar la perra, y volver a por el teléfono, porque el urogallo no se movía de allí, como si defendiera su territorio. Nos contaron después que atacó a más excursionistas, y un perro le terminó mordiendo en una pata.

Esa parece la peor... ¿y la mejor experiencia?


Ó. Yo creo que todas las que hacemos son de lujo. Por ejemplo, la excursión que hicimos a Ordesa en otoño, hacía un frío que pelaba pero vale la pena ver esos paisajes; y también el ibón de Estanés, al que hemos ido en otoño andando y en primavera con raquetas.

S. A mi lo que más me gusta es el momento de llegar arriba. Me cuesta un poco caminar, tengo algunos problemas respiratorios y a veces creo que no voy a llegar.

Ó. Creo que por eso congeniamos tan bien en las excursiones. Nos complementamos, los dos respiramos mal, nos vamos parando, hacemos fotos, descansamos, disfrutamos del paisaje y seguimos. No vamos en plan machaca. Tenemos amigos que van mucho más ligeros, son más competitivos, pero a nosotros nos gusta ir a nuestro ritmo, hablando, disfrutando.

¿Qué es lo mejor de una excursión?


S y Ó. Comerte el bocata cuando llegas arriba.

¿Qué excursión es la más dura que habéis hecho?


S. Para mi, la del ibón de Bernatuara.

Ó. Es un recorrido de alta montaña y nos costó mucho esfuerzo subir. El Ibón de Ip también fue duro, íbamos con dos amigos que van mucho más rápido y, aunque nos animaban continuamente, es un recorrido duro, con subidas muy fuertes.

¿Qué sitio os ha sorprendido más?


Ó. Somos unos ignorantes, hasta hace dos años no conocíamos nada. Mucha gente que viene de fuera conoce más el Pirineo que nosotros. Estamos descubriendo algo que hemos tenido aquí toda la vida. Y no solo excursiones, también hemos ido a ver la berrea, una experiencia muy interesante.

¿Alguna excursión que repitáis a menudo?


Ó. A la cruz de Oroel, estuve  ayer mismo. No había subido hasta los treintaypico, y en los últimos diez años he ido un montón de veces.

Y el Camino de Santiago también lo conocéis bien...


S. Una de las primeras cosas que empezamamos a hacer juntos fue el Camino de Santiago. Hemos llegado hasta Sangüesa. Vamos haciéndolo por etapas. De Somport a Jaca, de Jaca hacia Navarra. Ahora queremos hacerlo entero en bici, desde Jaca hasta Santiago en diez días, que son los que podemos cogernos de vacaciones para hacerlo.

También os gusta hacer vías ferratas…


S. Sí, acabo de empezar con ellas, sólo he hecho dos, pero me ha encantado la experiencia y  ya me he comprado toda la equipación, guías… para hacer unas cuantas más.

Ó. Yo supongo que también me animaré a hacerlas, aunque a mi me dan algo de respeto.

Somport Oscar Val

Óscar Val en Somport.

Estanes Silvia Garces

Silvia Garcés en el ibón de Estanés.

Y ahora, ¿a esquiar todos los fines de semana?


Ó. Nosotros subimos a esquiar dos o tres horas. Avanzamos trescientos metros y, si nos cansamos, paramos. Por siete? euros puedes esquiar, sin colas, sin agobios, sin atascos en la carretera… A veces vamos por libre, aunque también hemos hecho un cursillo con Mayencos, tienen los sábados de esquí clásico y los domingos de patinador.

¿Os hubiera gustado conocer antes el Pirineo como lo conocéis ahora?

S. Hubiese estado bien darnos cuenta antes de todo lo que tenemos alrededor. Pero estábamos en otra edad, nos interesaban otras cosas… Y no está mal disfrutar a los 46 de todo esto, yo me encuentro mucho mejor ahora que hace diez años.

¿Cuál es vuestro próximo reto?


Ó. El mío, la bicicleta, me acabo de comprar una de segunda mano y quiero ir con amigos que van a un ritmo similar al mio y hacer rutas por el Pirineo. Aunque si Silvia se empeña en hacer vías ferratas, seguramente me animaré yo también a hacerlas con ella. Esto es vida, salud mental y física.

S. Mi próximo reto es participar en la treparriscos. Empecé a salir con la bici en agosto, llevo un total de 1.500 kilómetros recorridos, y ahora aún no soy capaz de hacer esos 90 km, puedo hacer unos 50, pero de aquí a mayo o junio espero estar preparada.

Viaje al Pirineo News


2 Respuestas
  1. Eduardo Traguany

    De verdad que dan ganas de ir p’lla enseguida, que suerte teneis de vivir donde vivis. Grande Oscar, grande el “rollo junco”, jeje. Saludos

    ene.02.2014 at 18:25
  2. rosa martinez

    Conozco a Oscar desde hace varios años y siempre me tiene al tanto de sus andanzas por esos caminos. Me encantan las fotos que me envía con unos paisajes envidiables.
    Oscar y Silvia, flexibles y abiertos a cualquier posibilidad deportiva. Buen ” rollito junco”
    Rosa (Madrid)

    ene.02.2014 at 16:50
Deje un Comentario

Current day month ye@r *