Joserra Lebrón, campeón de mushing

Joserra Lebrón: «Kilómetros de nieve, mi trineo y mis perros. No hay nada más gratificante»

by / 0 Comment

 

Su vida son sus perros. Joserra Lebrón es campeón de España de mushing (trineos tirados por perros) en la categoría de trineo con 4 perros nórdicos y subcampeón del mundo en la categoría Skijoring (media distancia). Tiene 38 años, es bombero –el mushing, su gran pasión, no da para vivir- y es además guía de montaña. Es de origen navarro aunque lleva once años en el Pirineo aragonés. Vive a las afueras de Canfranc, por donde sale a entrenar con sus 5 perros y donde se siente muy bien acogido. Y tiene un blog en el que cuenta sus experiencias en el mushing.

¿Cómo surgió la idea de dedicarse al mushing?


Había visto, como casi todos, la carrera Pirena que se celebraba en el Pirineo, y antes ya me había llamado la atención en algunas películas que había visto de pequeño. Además, siempre me ha gustado la montaña, el alpinismo, las travesías en solitario…. Vine al Pirineo hace 11 años y empecé a hacer mushing hace 7 u 8 años, que es la edad que tiene la perra más mayor que tengo ahora.

Es una perra rescatada…


Sí, la encontraron unos amigos en una cuneta. La tengo desde que tenía un par de meses. Era tan pequeña como una pelota. Empecé a correr con ella (canicross, con arnés), a esquiar, a ir en bici… me la llevaba a todas partes. Hicimos la transpirenaica en verano andando, con arnés de tiro. Y luego llegó el resto. Tengo dos machos y tres hembras, dos de ellos rescatados. Son Lur (que llegó en 2007), Orhi, Negu, Lua, Ishka, por orden de edad y de llegada. Con la primera de ellas es con la que más feeling tengo, hemos hecho muchas cosas juntos.

¿Son todos huskies?


Todos menos uno, que es un cruce con una raza de caza. Antiguamente todos los perros de mushing eran huskies, esto es una tradición que viene de Alaska, Siberia y otras zonas del norte, y todo eran perros nórdicos. Pero ahora se utilizan también perros de otras razas. Y aunque los huskies tienen fama de ariscos, no tengo ningún problema con ellos, todo lo contrario.

Mushing, trineo en la nieve

Es un deporte muy solitario, y que practicáis muy pocos…


Habitualmente voy yo solo, sí, aunque a veces quedo con más gente para entrenar. Hay poco más de un centenar de federados en toda España en la Federación de Deportes de Invierno, contando todas las categorías (canicross, con esquís, bici o patín, en distancias de sprint, medias y largas, y con un número de perros que puede oscilar entre 1 y 16). Y cada vez somos menos, es una forma de vida muy sacrificada y te tiene que gustar mucho. Son muchas horas fuera, es una vida determinada por los perros que implica a tu familia o tu entorno y supone también un esfuerzo económico que no todo el mundo se puede permitir. Los perros hacen un gran esfuerzo, deben estar bien alimentados y bien cuidados.

Pero no lo cambiarías por nada…


Compita o no, disfruto de mis perros. Son mis compañeros en lo bueno y en lo malo, y no hay nada más gratificante que kilómetros de nieve en buen estado, mi trineo y mis perros. Material en el trineo para pasar la noche y dormir en la nieve junto a ellos. Despertar en un vivac y contemplar a tus perros enroscados descansando, no tiene precio.

Joserra Lebrón con sus perros

¿Se sorprende mucho la gente al verte pasar con el trineo de perros?


Sí, el catálogo de caras que ponen es para escribir un libro (risas). Soy el único que hace esto por la zona, fuera de las estaciones. Había un hombre que lo hacía en Castiello, pero ya está retirado. La gente se sorprende al verme, me preguntan, me piden fotos…

¿Por dónde te mueves con el trineo?


Es complicado. Por pistas de esquí no puedes moverte, por eso gran parte del entrenamiento de casi todos los mushers se hace en tierra. Pero en cuanto puedo hacerlo con nieve, lo hago, evitando siempre las zonas concurridas.

¿Cuáles son tus lugares favoritos del Pirineo?


Hay tantos… es difícil escoger. Me encanta ir a Somport a hacer fondo, es un paisaje espectacular. Pero allí, al ser una zona de Parque Nacional francés está prohibido ir con perros. Si no, sería el paraíso para ir con ellos, está a cinco minutos de mi casa. Pero hay otros muchos sitios que me gustan. Los llanos del Hospital de Benasque, la Selva de Oza o Irati son sitios que da igual verlos en bici, en trineo, con esquís o con un par de bastones y andando tranquilamente.

Mushing junto al bosque, Joserra Lebrón

Todos hemos visto los trineos de perros con nieve, pero estamos poco habituados a verlos sin ella…


Sí, hay competiciones en tierra, pero no dejan de ser un ‘sucedáneo’. Esto surgió en la nieve y es una alternativa para cuando no hay nieve. Con los perros con lo que más disfruto es con los esquís de fondo y con el trineo, es la esencia de esto.

¿También haces paseos con los trineos? ¿o solo entrenamiento y competición?


He colaborado alguna vez con los paseos que se hacen en Formigal. Llevo mi trineo y mis perros y voy de guía, y los clientes van con otro trineo con varios perros y les explico cómo manejarlo siguiéndome.

¿Los trineos de paseo y los de competición son distintos?


Sí, no tienen nada que ver. Los de competición son mucho más ligeros, más manejables, es más fácil girar o frenar con ellos. Los de paseo son grandes y muy pesados, además necesitas un mínimo de diez perros. Y la técnica que se utiliza para manejar unos y otros es muy diferente.

¿Cómo es un día normal de entrenamiento?


Cuando salgo de trabajar preparo a los perros para salir. Hay que hidratarlos un rato antes y prepararlos, y aunque ya tengo enganchado el remolque en donde tengo todo el material necesario, el trineo y el triciclo, tardamos un rato. Normalmente hago unas dos horas de entrenamiento con los perros –aunque desde que empiezo a prepararlos hasta que volvemos son unas tres horas y media o cuatro-, y lo hacemos cuatro o cinco días a la semana. Y luego está mi propio entrenamiento, salgo a correr, a hacer esquí de travesía, a escalar…

¿Cuántos kilómetros haces entrenando?


Con los perros podemos hacer 20 kilómetros por día. Habitualmente hacemos entre 2.500 y 3.000 kilómetros a lo largo de la temporada. Desde septiembre hemos hecho ya más de 900 kilómetros.

Trineo de perros, Joserra Lebrón

¿Es más fácil entenderse con los perros que con algunas personas?


Llegas a entenderlos muy bien, y ellos a ti. Influye mucho cómo estés tú de ánimo, ellos notan tu tono de voz. Y también ellos también tienen días buenos y malos, días en los que están más despistados y días que van como un tiro. Cada uno tiene su personalidad, a veces hay alguna pelea entre los dos machos… pero duermen todos juntos. Suelo entrenar con los cinco al mismo tiempo, pero si tengo que preparar una carrera para un campeonato en la que solo participan dos pues toca hacerlo así.

¿Aspiras a mejorar los resultados en los próximos campeonatos?


Realmente es difícil mejorar un segundo puesto, y más teniendo en cuenta que los españoles estamos muy por detrás de otros países. En el podio es fácil ver suecos, noruegos, alemanes, rusos… pero hay pocos españoles. Este año espero poder acudir a Austria a participar de nuevo en el mundial, dependo del presupuesto, voy a contar con una pequeña ayuda del ayuntamiento de Canfranc.

¿Y seguir compitiendo muchos años?


Sí, me encantaría. Mis metas a medio y largo plazo están en la larga distancia, que suelen ser carreras muy “salvajes” en semiautonomía. Prefiero disfrutar de mis perros durante 100, 200 o 500 km más lentos, que 10 km a tope. Pero por recursos, número de perros y posibilidades actuales, a lo que me dedico principalmente es al mushing de media distancia, con carreras de 40 a 150 km. Tengo un proyecto de hacer una travesía ártica..
Viaje al Pirineo News


Deje un Comentario

Current day month ye@r *