Pastelería Echeto

Dulce viaje por las pastelerías de Jaca

by / 3 Comments

Si hay algo imperdonable en una ruta por el Pirineo aragonés es pasar por Jaca sin probar alguno de los exquisitos dulces de sus pastelerías.

Los lazos –un dulce bocado de hojaldre y yema- son una tentación que rara vez evito en mis viajes, además de un regalo perfecto para llevar a los amigos. Pero no son, ni mucho menos, el único dulce a tener en cuenta. Da igual el pastel que pruebes: conde, jaqués, chocolatero, merengue, milhojas, breva de crema, ruso… o las tartas, los turrones navideños, los caramelos, las pastas… Todos son deliciosos.

Echeto, frente a la catedral; y La Suiza y La Imperial, en la calle Mayor, son algunos de los nombres propios que identifican la larga tradición pastelera jaquesa, además de otros establecimientos ya desaparecidos como Santos, en la calle Zocotín. También puedes acudir a alguna de las múltiples panaderías de Jaca para probar delicias como la trenza de Huesca -hecha con hojaldre y frutos secos-, los típicos dobladillos -un bollo doblado sobre sí mismo y relleno de miel y canela-, o el empanadico -fina empanada rellena de calabaza o manzana-.

La pastelería Echeto está en un lugar estratégico, frente a la catedral, lo que convierte al establecimiento en uno de los más transitados por jacetanos y viajeros pirenaicos. Su especialidad son los caramelos Besitos, recubiertos de piñones. Es la confitería con más solera, abrió sus puertas en 1890. Y mantiene costumbres como la de crear año tras año, en Pascua, una gran escultura de chocolate para su escaparate –este año ha sido la fragata Mercedes, en la foto de arriba-. Allí ha estado desde la torre Eiffel hasta un tiovivo o una fiel reproducción del quiosco de la música del paseo de Jaca. De niños mirábamos estas creaciones con ojos golosos, preguntándonos quién terminaría comiéndose todo aquello.

Lazos de Jaca

La especialidad de La Suiza son los lazos de Jaca. Comenzó a hacerlos Mariano Lacasta (padre del actual pastelero, del mismo nombre) en 1943, y han sido siempre su producto estrella. Aunque también han obtenido premios por otras creaciones: el Nacional de Repostería en 1995 por el pastel ‘Asuneta’, elaborado con canela y limón; o el premio a la mejor tapa de postre del último concurso de tapas de Jaca, otorgado a ‘Pasión por el melocotón’, una delicia con forma de melocotón, cuyo hueso es un bombón relleno de pulpa de fruta de la pasión.

En La Imperial (Mayor, 14) elaboran unos exquisitos condes y jaqueses, aunque su especialidad es el merengue (tostado por arriba, delicioso, el mejor que puedes probar).

Déjate tentar. ¡Te chuparás los dedos!

Viaje al Pirineo News


ARTÍCULOS RELACIONADOS
3 Respuestas
  1. frankness

    ¿No había otra en el pasaje de la Unión Jaquesa? Creo recordar que se llamaba La fábrica ¿puede ser?

    abr.07.2015 at 23:55
  2. Belén

    Mmmmm…me comería un lacito ahora mismo. Recuerdo ir de pequeña a la pastelería Santos con mi abuela y siempre me compraba un chocolatero, que ricos eran…La verdad es que las pastelerias de Jaca son todas buenísimas.

    oct.17.2013 at 13:06
  3. Fernando López

    Totalmente de acuerdo con el merengue de La Imperial. No he probado otro más rico. Y la torre Eiffel de Echeto… qué recuerdos, debía ser un crío pero la recuerdo como si fuera ahora. A todos se nos caía la baba mirandola, ja ja.

    may.16.2013 at 15:32
Deje un Comentario

Current day month ye@r *