El Monasterio de San Juan de la Peña

San Juan de la Peña, bajo la roca

by / 1 Comment

“No se concibe el santuario sin el monte. De tal modo se armonizan y se complementan las bellezas de la naturaleza y las producidas por el genio del artista. Quitad el monte al Santuario y habréis mutilado el monumento”. (Del informe del Distrito Forestal de Huesca oponiéndose a la venta del Monte del Estado “San Juan de la Peña”. De fecha 9 de julio de 1869).

Situado en el Espacio Natural Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel, el Monasterio de San Juan de la peña toma su nombre de la gran roca que le guarda.

Al monasterio puedes llegar desde Santa Cruz de la Serós, un pequeño y bonito pueblo que te ofrece una variada oferta gastronómica y de alojamiento.

Desde Santa Cruz de la Serós hasta el monasterio hay una distancia de siete kilómetros de continua ascensión. La carretera es estrecha y transcurre entre árboles y macizos de roca que cobijan el camino. En la subida te encontrarás con la indicación de un mirador, merece la pena que te pares.

Verás que el monasterio se halla en la base de una enorme roca. Fue construido aprovechando la existencia de una cueva natural, habitada por ermitaños en su origen. Puedes visitar el monasterio y ver las antiguas celdas monásticas, el panteón real, o panteón de nobles, la nueva iglesia que se mandó construir sobre el antiguo monasterio mozárabe del que quedan vestigios y el bello claustro, que se ve desde el exterior. En el interior del monasterio se halla la réplica del Santo Grial, el cáliz empleado por Jesucristo para celebrar la Última Cena con los apóstoles, que, tras permanecer durante varios siglos en el monasterio fue trasladado a la catedral de Valencia.

En el S. XVII y a causa de un incendio los monjes abandonaron el viejo monasterio y se decidió la construcción del Monasterio Nuevo en un lugar próximo, una gran pradera. Allí se halla actualmente el Centro de Interpretación del Monasterio de San Juan de la Peña, donde sobre una original estructura, caminando por un suelo de cristal, puedes ver bajo tus pies las dependencias y la vida de lo que fue el monasterio.

Desde el Monasterio Nuevo sale un sendero que te lleva al llamado “Balcón del Pirineo”. Se llega allí tras recorrer un camino corto que transcurre entre acebos. Al llegar, si el día está despejado, podrás contemplar buena parte de la cordillera pirenaica, desde Navarra hasta el Pirineo central.

San Juan de la Peña detalle Claustro

San Juan de la Peña Monasterio

 

Viaje al Pirineo News


Una Respuesta
  1. araceli

    Q bonito

    abr.08.2013 at 16:32
Deje un Comentario

Current day month ye@r *