Senderismo Crestas de Astun

«La montaña es un medio hostil, pero tiene imán»

by / 0 Comment

Javier Gazapo siente pasión por el Pirineo. Disfruta como nadie recorriendo valles y cumbres del Pirineo aragonés, una afición que le absorbe casi todo su tiempo libre. Tiene 47 años y los ha pasado todos en el Pirineo: nació en Jaca, pasó parte de su infancia en Canfranc, y regresó a Jaca, donde sigue viviendo. Empezó a tomarse en serio la montaña hace cuatro años y hace alrededor de 40 excursiones al año -muchas de ellas reflejadas en esta web, con sus espectaculares fotografías-, aunque en invierno prefiere dedicar su tiempo libre al esquí de fondo.

¿Hay algún rincón del Pirineo que aún no conozcas?


Sí, me queda mucho por conocer. Del Pirineo catalán prácticamente no conozco nada. Y eso que hacemos excursiones casi todos los fines de semana (se refiere a Soco, su mujer, que le acompaña durante la entrevista).

¿Cómo empezó tu afición por la montaña?


Fue por desestresarnos, era un momento en el que teníamos un negocio que no iba bien… Empezamos por libre, cogíamos el mapa y nos íbamos a conocer lugares, y a fotografiarlos. Nunca hemos utilizado GPS, ni entonces ni ahora, somos así de cabezones.

Pertenecéis a un club de montaña, ¿ya no vais por libre?


A veces sí, seguimos saliendo los dos solos o con un grupo de amigos, pero pertencemos al Grupo de Montaña Sabiñánigo (GMS)

¿Cuál es la primera excursión que recuerdas en el Pirineo?


Recuerdo que, con 15 años, hice una excursión al Canal de Izás con la Cruz Roja de la Juventud. Me impresionó mucho, pero en ese momento no me aficioné a la montaña, fue mucho más tarde.

¿Te atrae más subir a un pico como el Aneto o disfrutar de un tranquilo paseo por un valle?


El Aneto es duro, pero también pesa la leyenda que tiene por ser el pico más alto de los Pirineos. es cierto que hay que estar bien preparado físicamente para subir hasta allí, pero creo que se exagera con la dificultad del paso de Mahoma por ejemplo. Es un paso complicado, y no apto para quien sufra de vértigo, pero no más difícil técnicamente que otros tantos del Pirineo. Prefiero subir a picos. subes a un ibón y ves el pico que queda arriba y quieres subir… Por tener mejores vistas, porque es un reto…

Esqui de fondo en Somport

¿Cuál es tu excursión preferida del Pirineo?


Me gusta mucho la excursión a la Peña Oroel, es corta y sencilla pero me sigue gustando hacerla. las vistas desde arriba son espectaculares. Y me encanta el valle de Canfranc, Fuente Elvira, a donde voy todos los años, es una maravilla. Me gusta ir hasta la Casita del Vasco en primavera, es un paraíso de flores, hay tramos en los que te sientes como en un escenario de El Señor de los Anillos, y es diferente en cada estación. También me gusta Cotiella, es un sitio muy desértico, con mucho cambio de colores en la piedra. Un lugar curioso y muy duro, pero con mucho atractivo.

¿Cómo escogéis qué excursión va a ser la siguiente?


Nos dejamos llevar por lo que nos va apeteciendo, pero no seleccionamos una porque sea más dura, ni por lo que dice la gente. A veces dicen barrabasadas y luego compruebas que no tenían ningún sentido. Por ejemplo podemos decidir ir a Monte Perdido, más que por la propia subida por las vistas maravillosas que se tienen desde allí.

¿Prefieres las excursiones con o sin nieve?


Mucho mejor sin nieve, somos senderistas. Aunque también hacemos algunas con raquetas, como al ibón y al arco de Piedrafita, o al ibón de Estanés, una maravilla de sitios.

¿Y el lado francés o el español del Pirineo?


El lado francés es más abrupto, pasas de repente de los tresmil a los dosmil metros, es más húmedo… Tiene también mucho encanto, aunque nosotros frecuentamos más el español.

¿Y nunca os habéis perdido?


Un diez por ciento de las veces nos habremos desorientado, pero cuanto más andas más te sitúas. Perdernos del todo, nunca. Si nos despistamos de la ruta prevista, volvemos sobre nuestros pasos. La montaña es un medio hostil, pero atrae mucho, tiene imán.

¿Has tenido alguna caída, alguna lesión?


Bajando del Aneto me caí, pisé una piedra y acabé en el suelo, pero no fue nada grave.

¿Qué es lo que más te hace disfrutar en la montaña?


La paz, el silencio, el ruido del aire, del agua, las sensaciones que todo eso provoca… Es lo que engancha de la montaña.
Recuerdo, por ejemplo, una día en Escuaín, estábamos tumbados, disfrutando del paisaje y pasaron dos quebrantahuesos por encima de nosotros, muy cerca. Pueden tener unos tres metros de envergadura. Fue impresionante escucharlos, al principio pensamos que era alguien haciendo vuelo sin motor, nos quedamos sobrecogidos.

Soléis encontraros muchos animales...


Sí, no es raro encontrarse sarrios, por ejemplo. Y yo digo siempre que son ‘personas’ muy curiosas, se te quedan mirando, se quedan cerca sin apenas moverse casi posando para la foto.

¿Echas mucho de menos la montaña cuando la tienes lejos?


Si, por supuesto. Esto es una pasión y cuesta estar lejos.

Senderismo en Collarada

Viaje al Pirineo News


Deje un Comentario

Current day month ye@r *