Ultramarinos_Huesca_carteles

Tiendas con sabor de otra época

by / 0 Comment

Entrar en Ultramarinos La Confianza es dar un salto al pasado, a lo mejor del pasado. Sus expositores de legumbres a granel, sus frascos de especias y mermeladas, su mostrador de madera, sus muebles modernistas, el suelo de baldosas hidráulicas, los carteles de tintes Iberia, anís del Mono o caldo Gallina Blanca… Mires a donde mires te sentirás transportado a otros tiempos.

La tienda abrió sus puertas en 1871 en la Plaza del Mercado de Huesca (plaza López Allué, 7). Llleva por tanto cerca de siglo y medio sirviendo esos productos que llegaban de ultramar –lo que ahora denominamos artículos de importación- y es la tienda de ultramarinos más antigua de España. Y posiblemente también la mejor conservada.  La tienda no deja indiferente a nadie: ha recibido premios en España y en Europa, y ha protagonizado reportajes hasta en el New York Times.

Ultramarinos_Huesca_puerta

Tras el mostrador, María Jesús Sanvicente atiende con una sonrisa y agradece los halagos al establecimiento. Tiene 68 años y dice que piensa seguir allí muchos más, atendiendo a los parroquianos igual que lo hicieron sus padres y sus abuelos; y como siguen haciéndolo los integrantes de la cuarta y quinta generación familiar. Entre todos mantienen vivo el espíritu de La Confianza como si por allí no pasara el tiempo.

Ultramarinos_Huesca_dueña

Utramarinos_Huesca_interior

No hay un solo rincón libre en la tienda. Los tarros de cristal o cerámica, las latas de galletas y las de conservas cubren por completo las estanterías, un mueble de madera guarda especias llegadas de los más diversos rincones del mundo, y sus correspondientes cacitos para servirlas. Al fondo, junto a los vinos y el bacalao, una fotografía recuerda cómo era la tienda a los treinta años de su inauguración –los trajes de los dueños, dependientes y compradores han cambiado mucho, la tienda sigue igual que entonces-. Y en el sótano del local se pueden degustar quesos del Pirineo, vinos del Somontano o cualquier otra de las delicias que ofrece esta tienda con todo el sabor de otros tiempos.

La Confianza es la más antigua, pero no la única tienda que conserva la esencia del pasado. Un paseo por el centro de Jaca permite ver la pastelería Echeto (en la plaza de la Catedral, fundada en  1.890 y que ya va por la cuarta generación de la familia), la librería El Siglo (en la calle Mayor, fundada en 1.934 y regentada por la tercera generación de la familia Sánchez-Cruzat; o interiorismo Bibiana, una preciosa tienda (Echegaray, 10) que fue remodelada tras albergar durante décadas una zapatería pero que ha sabido mantener la esencia de principios del siglo XX.

Viaje al Pirineo News


Deje un Comentario

Current day month ye@r *